//
Estás leyendo...
Monedas virtuales

¿Cómo sería la BitLicencia de Nueva York?

[Tiempo de lectura: 7 minutos]

El pasado noviembre, el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York emitió un comunicado (en inglés) en el que informaba su intención de celebrar audiencias sobre monedas virtuales, con los objetivos de estudiar “la interconexión entre la normativa sobre transmisión de dinero y las monedas virtuales” y además considerar “el potencial de crear una BitLicencia específica para las actividades y transacciones con monedas virtuales”.  Más recientemente, se anunció que las audiencias se celebrarían los días 28 y 29 de enero en el centro de Manhattan.

Pensé que sería útil iniciar una conversación sobre este tema ofreciendo mi perspectiva, basada en mi propia experiencia, sobre los procesos de licenciamiento y examen del estado de Nueva York y formulando algunas preguntas a modo de “disparador”.

Para quienes aún no lo saben, la razón por la que las monedas virtuales, Nueva York y el licenciamiento aparecen en la misma oración es que en marzo de 2013, el gobierno federal de los Estados Unidos emitió una guía en la que declaró que los cambiadores y administradores de moneda virtual eran considerados equivalentes a los transmisores de dinero, una categoría de institución financiera no depositaria que en Estados Unidos, para consternación de cripto-emprendedores en cualquier rincón del mundo, está obligada a obtener licencias en cada estado.  El licenciamiento tiene por objeto someter a los participantes de una industria a una autoridad supervisora con el fin primordial de proteger tanto a los consumidores como al sistema financiero en general de pérdidas financieras y riesgos operativos.  Los transmisores de dinero, junto con otras instituciones no bancarias conocidas como Negocios de Servicios Monetarios (en inglés, MSBs) también deben cumplir cono obligaciones federales tales como conservar registros, realizar reportes y establecer programas de prevención del lavado de dinero (ALD).

Nueva York, difícil Nueva York

Es bien sabido que Nueva York es uno de los estados más estrictos en cuanto a operar un servicio de transmisión de dinero se refiere: la evaluación de la solicitud inicial lleva más de un año, adoptó un régimen de “residencia del cliente” y su exámenes periódicos son muy intensos.  En el otro extremo de la escala se encuentran los tres estados que hasta hoy no exigen licencia de transmisor de dinero: Carolina del Sur, Montana y Nuevo México.

Con el fin de determinar si se requiere una licencia, además de evaluar los hechos y circunstancias de cada caso, algunos de los estados que requieren licencia utilizan la prueba de la “presencia física” y otros la prueba de la “residencia del cliente”.  En la primera, que aplica el estado de Wisconsin, por ejemplo, un transmisor de dinero debe obtener una licencia en el estado si las oficinas de la empresa o su red de tiendas minoristas se encuentra localizada físicamente en su territorio.  En la segunda prueba, que aplican los estados de Nueva York y Texas, la empresa debe obtener una licencia en el estado si sus clientes son residentes del estado, sin importar la localidad física de sus oficinas, tanto en el país como en el extranjero.  Nueva York fue el primero en adoptar públicamente esta doctrina en 2011.

Los requisitos para solicitar una licencia en el Estado de Nueva York están disponibles al público aquí.  Les van a resultar familiares a las veintidós empresas e inversionistas de monedas virtuales que recibieron citaciones el verano pasado.  Algo bastante menos conocido sobre el Estado de Nueva York es el alcance de sus exámenes regulatorios a las empresas licenciadas.  La ex Superintendente del Departamento de Bancos del Estado de Nueva York, que pasó a ser parte del actual Departamento de Servicios Financieros, explicó hace un tiempo en qué consistían los exámenes de los Negocios de Servicios Monetarios (NSM) en términos muy originales: “Al comparar los NSM con los bancos [para los que el Departamento utiliza el protocolo CAMELS, que en inglés significa “camellos” a la vez que, como sigla, deletrea los elementos capital (Capital), calidad de los activos (Asset quality), administración (Management), ingresos (Earnings), liquidez (Liquidity) y sensibilidad al riesgo de mercado (Sensitivity to market risk)], existen algunas similitudes en los elementos evaluados, pero como se trata de diferentes tipos de negocios, nos enfocamos en los FILMS, que en inglés significa “películas” y a la vez una sigla que deletrea:

    • La F es por Financial Condition (condición financiera).  Nuestros examinadores revisan los balances, los niveles de inversion permitidos, los niveles y la calidad del capital, la calidad y cantidad de los ingresos, sus tendencias y estabilidad y además analizan la liquidez, la rentabilidad y el nivel de endeudamiento.
    • La I es por Internal Controls and Auditing (controles y auditoria interna).  ¿Cuán eficaces son los controles del NSM?
    • La L is por Legal and Regulatory Compliance (cumplimiento legal y regulatorio)  Este aspecto es critico: ¿En qué medida la empresa se adhiere a la normativa federal y estadual vigente?  ¿Puede identificar y corregir eficazmente problemas o brechas de cumplimiento?
    • La M es por Management (administración).  Los examinadores se fijan en el rendimiento general y la capacidad que licenciado tenga de identificar, medir y monitorear los riesgos.  Los planes de sucesión también son importantes, como también lo es la capacidad de respuesta a los auditores y supervisores.
    • La S es por Systems and Technology (tecnología y sistemas).  Una importante parte del examen es la auditoria del área de tecnología, que incluye su administración, el desarrollo y el mantenimiento de los sistemas informáticos”.

¿Es este tipo de supervisión insuficiente para los cambiadores y administradores de monedas virtuales?

Temores, incertidumbres y dudas

A diferencia de los representantes del gobierno federal que participaron de las audiencias del Senado el pasado noviembre, Benjamin Lawsky, el actual Superintendente del Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York (en inglés, NYSDFS), parece no estar de acuerdo con que el actual régimen normativo es suficiente para proteger a los consumidores y a la nación de los riesgos que las monedas virtuales traen aparejados:

[…] es por el beneficio de largo plazo de la industria de las monedas virtuales que corresponde implementar salvaguardas que protejan a los consumidores, extirpen las actividades ilícitas y garanticen la seguridad nacional.  No hacerlo no solo amenazaría la legitimidad de la industria de las monedas virtuales sino que también podría exponer a los operadores a consecuencias penales de extraordinaria seriedad.

El principal organismo de supervisión de Nueva York está evaluando si determinadas transacciones o actividades con moneda virtual deberían ser sujetas a una licencia especial y si debería exigirse a los futuros “Bitlicenciados” que cumplan con normas sobre prevención del lavado de dinero, protección al consumidor o exámenes regulatorios “especialmente adaptadas” a las monedas virtuales.

¿Es realmente necesaria una Bitlicencia?

Tal vez las preocupaciones del Estado de Nueva York surjan del hecho de que el cambio de moneda no es una actividad sujeta a licenciamiento en ese estado.  Cuando un cliente, ya sea un individuo o un empresa, es el dueño de los fondos en ambos extremos de una operación de cambio, no hay “transmisión de dinero”, aun cuando los fondos traducidos fueran entregados o “transmitidos” a otra localidad.  Hay transmisión de dinero solo si los fondos son entregados a una tercero.  Por lo tango, sería lógico que un cambiador de moneda virtual que recibe dólares del cliente A y entrega el valor equivalente en moneda virtual al mismo cliente A no estaría realizando transmisión de dinero.  Sin embargo, en su guía de marzo de 2013, FinCEN, la oficina federal encargada de hacer cumplir las leyes de prevención del lavado y la financiación del terrorismo, dictaminó que la actividad comercial de aceptar y transmitir una moneda virtual convertible a otra localidad o a otra persona constituye transmisión de dinero.

¿Son entonces los cambiadores de moneda o no son transmisores de dinero en el estado de Nueva York?

Quizás las preocupaciones de Lawsky tienen que ver con el hecho de que una vez que la moneda virtual ha sido entregada en la billetera digital de un comprador, este puedo inmediatamente moverla a otra dirección, lo cual impediría al cambiador regulado rastrear esos fondos.  Sin embargo, lo mismo sucede cuando recibimos efectivo de un banco.  La gran diferencia es que, en el mundo virtual, esos fondos dejarían un rastro digital para siempre, lo que se supone que la policía debería encontrar deseable.  O tal vez la preocupación es que el propietario de moneda virtual puede comprar productos y servicios ilícitos o que el vendedor de este tipo de servicios puede optar por recibir pagos de pagos con moneda virtual.

¿Se podría obligar a los compradores de moneda virtual que declaren el destino de sus fondos digitales antes de transferirlos, o a los comercianes que declaren el origen de los pagos que reciben?

Quizás las preocupaciones de Lawsky tienen que ver con el hecho de que los consumidores que efectúen un pago por la compra de un bien o servicio con moneda virtual no tienen forma de reclamar si el comerciante no entrega el producto o servicio, aunque ya existen soluciones programáticas para este problema.

¿Es necesario que una BitLicencia exija que las transferencias digitales sean reversibles?

¿Es necesario o incluso posible crear a través de la normativa mecanismos para reducir la volatilidad?

¿Y mecanismos para aumentar la seguridad y la toma de conciencia, proteger la privacidad, evitar el fraude, etc.?

¿No existen ya suficientes salvaguardas?

¿Estadual o federal?

Exigir una licencia por un producto financiero específico tiene precedentes.  El NYSDFS mismo y otros estados otorgan licencias a transmisores de dinero, cambiadores de cheques, emisores de giros postales y emisores de tarjetas prepagadas.  No obstante, lo que es inusitado es que un supervisor de un estado (o provincia) se involucre directa y públicamente con temas que trascienden la protección al consumidor y la solvencia y solidez institucional.  Los temas de seguridad nacional, tales como el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo siempre han sido prerrogativas del gobierno federal, el que cuenta con poderes de supervisión y policía, tanto civiles como penales, sobre un amplio espectro de instituciones financieras y no financieras a través de múltiples agencias y organismos.  Además, existe hoy una oficina federal para la protección del consumidor de servicios financieros.

¿Por qué se origina esta iniciativa en el Estado de Nueva York?

¿No debería surgir del gobierno federal?

¿Es necesario que se origine en última instancia?

¿Qué régimen normativo permitiría reconciliar la necesidad de reducir riesgos y preocupaciones legítimos con la necesidad de crear mejores opciones para el consumidor a través de la innovación financiera?

¿Podrá una empresa acreedora de una BitLicencia obtener una cuenta bancaria y competir en el mercado en igualdad de condiciones?

————————————————————————————-

Por cortesía de BusinessInsider, aquí está la agenda de oradores para las audiencias del NYSDFS:

Martes 28 de enero

Panel 1 (11:30am – 1:30pm) – The Investor Perspective: The Future of Virtual Currencies

    • Barry Silbert – Founder & CEO of SecondMarket and Founder of the Bitcoin Investment Trust
    • Jeremy Liew – Partner, Lightspeed Venture Partners
    • Fred Wilson – Partner, Union Square Ventures
    • Cameron and Tyler Winklevoss – Principals, Winklevoss Capital Management

Panel 2 (2:30pm – 4:30pm) – Virtual Currencies and Regulation in an Evolving Landscape

    • Charles Lee – Creator of Litecoin
    • Judie Rinearson – Partner, Bryan Cave
    • Carol Van Cleef – Partner, Patton Boggs
    • TBD Additional Witnesses

Miércoles 29 de enero

Panel 1 (10:00am – 11:00am) – Law Enforcement and Virtual Currencies

    • Cyrus R. Vance, Jr – District Attorney of New York County
    • Richard B. Zabel – Deputy U.S. Attorney for the Southern District of New York

Panel 2 (11:30am – 1:30pm) – Virtual Currency Commerce and Consumer Protections

    • Fred Ehrsam – Co-Founder, Coinbase
    • Jeremy Allaire – Founder & CEO, Circle Internet Financial
    • TBD Representative of Overstock.com

Panel 3 (2:30pm – 4:00pm) – The Academic View on Virtual Currencies

    • Ed W. Felten – Professor of Computer Science and Public Affairs, and Director of the Center for Information Technology Policy, Princeton University
    • Susan Athey –  Professor of Economics, Stanford University

Acerca de Juan Llanos

Innovative compliance, operations and technology executive leveraging emerging technologies, management and leadership best practices (and, above all, common sense!) to empower businesses and compliance professionals for success.

Comentarios

Un comentario en “¿Cómo sería la BitLicencia de Nueva York?

  1. Enhorabuena muy buen post. Adios.

    Publicado por Leandro | 2014/02/02, 4:51 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: