//
Estás leyendo...
Entrevistas, Monedas virtuales

“Bitcoin es la manera perfecta de transferir dinero globalmente”

[Tiempo de lectura: 8 minutos]

Entrevista con Alan Safahi, fundador y Gerente General de ZipZap

A fines de julio pasado, en la conferencia Inside Bitcoins en Nueva York, un orador en particular hizo un comentario que generó el aplauso más resonante de toda la conferencia al decir: “Este país se fundó sobre el principio de la separación entre estado e iglesia.  Creo que también debería fundarse en la separación entre banco y estado.”  Se trata de Alan Safahi, fundador y Gerente General de ZipZap, Inc., uan start-up con oficinas en San Francisco que aspira a revolucionar las remesas internacionales de dinero en todo el mundo.

Alan ha tenido la deferencia de aceptar mi invitación a hablar sobre su empresa, su visión y el futuro de las monedas digitales.

Juan: Cuéntenos por favor sobre su trayectoria y cómo llegó a involucrarse con Bitcoin.

AlanSoy un emprendedor serial con más de 28 años de experiencia en los que fundé varias startups de tecnología, telecomunicaciones y servicios financieros.  Fue uno de los pioneros en la evolución de las tarjetas prepagadas en los 90, así que he sido parte del problema por muchísimo tiempo.  Me involucré con Bitcoin en 2010 y desde entonces me he convertido en activista y defensor de las monedas digitales.  En la actualidad, soy miembro de la Junta de Asesores de Ripple (otra plataforma de moneda y pagos digitales) y soy miembro fundador de la Digital Asset Transfer Authority, una organización que intenta establecer mejores prácticas y defender los derechos de los cripto-emprendimientos en todo el mundo.  Mi empresa, ZipZap, es la red de pagos en efectivo ligada a las monedas digitales más amplia del mundo y persigue facilitar la compra de Bitcoins localmente con moneda nacional local.

“Lo que más me afectó fue enterarme de que a los clientes menos privilegiados en los países más pobres, quienes necesitan el dinero más que nadie, se les cobran los aranceles más altos”.

Juan: ¿Cuál fue el momento de inspiración, la chispa que generó su interés en las monedas digitales?

Alan: Al haber estado involucrado en el procesamiento de pagos durante las dos últimas décadas, sentí que la industria de los servicios financieros actual era incapaz de satisfacer las necesidades de los consumidores en general y, sobre todo, las necesidades de quienes no tienen acceso al sistema bancario, que comprender más de la mitad de la población mundial.  Lo que más me afectó fue enterarme de que a los clientes menos privilegiados en los países más pobres, quienes necesitan el dinero más que nadie, se les cobran los aranceles más altos.  Pensé que algo debía hacer para reducir la brecha entre los ricos y los pobres, que sigue expandiéndose cada vez más rápidamente año tras año.  Este desafío parecía infranqueable hasta que, hace unos años, aparecieron las monedas digitales como Bitcoin, que permitieron por primera vez transferir valor a cualquier parte del mundo sin la necesidad de un tercero intermediario.  Si bien todavía estamos lejos de las transferencias de persona a persona en países del tercer mundo, la infraestructura ya está disponible para hacer de esto una realidad.  Hay pocas oportunidades en la vida de crear algo tan grande que pueda impactar a miles de millones de personas y salvar millones de vidas con un esfuerzo relativamente pequeño.  ¡Así que no había excusa para que no fuera a involucrarme!

Juan: ¿Qué oportunidades ve para Zipzap en particular y para las monedas virtuales en general?

Alan: Con 700.000 puntos de pago a nivel global, ZipZap es la red de pagos en efectivo más grande del mundo y va a crecer a unas 2 millones de localidades en más de 50 países para tomar efectivo y más de 90 países para entregar efectivo.  El haber construido una red tan amplia de puntos de ingreso y egreso de efectivo a un costo razonable, solo nos queda construir una infraestructura en el medio que no dependa de los bancos o las remesadoras de dinero tradicionales como Western Union y MoneyGram.  Bitcoin provee este puente de manera instantánea, sin costo y con total transparencia.  Es realmente la manera perfecta de transferir dinero globalmente.

Juan: Dado el enfoque en las transferencias internacionales de dinero, ¿cuáles son los aspectos regulatorios? ¿Cuál es la naturaleza de ZipZap en el ecosistema de la transferencia de dinero?  ¿Necesita obtener licencias en todas las jurisdicciones?

Alan: ZipZap no está obligado a obtener licencias porque es una plataforma tecnológica que conecta a empresas licenciadas con casas de cambio licenciadas para la conversión de cripto-monedas.

“Sería un despropósito que los NSM desaparecieran porque las instituciones financieras, temerosas de consecuencias legales y otros riesgos, no pueden brindarles servicios bancarios”.

Juan: Hablemos del llamado problema de la “desbancarización”, es decir, la negación de servicios bancarios a los transmisores de dinero, como el gobierno de EE.UU. considera a varias clases de cripto-empresas. ¿Qué deberá suceder para que los bancos reciban a los  NSMs?

AlanEs verdad.  En los últimos meses se ha vuelto muy difícil para las casas de cambio de monedas digitales y otros Negocios de Servicios Monetarios (NSM) operar en varias jurisdicciones, incluidos el Reino Unido y los Estados Unidos, debido a una normativa regulatoria cada vez más estricta y a la falta de acceso a servicios bancarios tradicionales y a seguros de caución.  Va a ser necesario que el Congreso les otorgue inmunidad a los bancos si siguen algún procedimiento estándar de cumplimiento legal, lo cual ya están haciendo.  La ley es hoy tan amplia que los bancos eligen distanciarse de los NSM para protegerse a sí mismos y a sus accionistas de fallas de cumplimiento y el consecuente daño a su reputación que éstas traen aparejadas.  Los NSM brindan un servicio invalorable a la comunidad llenando un vacío en los servicios financieros en beneficio de los pobres, los no bancarizados y los sub bancarizados.  Hemos oído incontables historias de cómo mucha gente en el tercer mundo sufre e incluso se muere de hambre al no poder recibir remesas debido a que los NSM deben cerrar sus puertas por haber perdido sus cuenta bancarias y no pueden servir a sus familiares expatriados en el Reino Unido o en EE.UU.  Sería un despropósito que los NSM desaparecieran porque las instituciones financieras, temerosas de consecuencias legales y otros riesgos, no pueden brindarles servicios bancarios.

Juan: Como fundador de empresas de servicios financieros ¿Tiene una filosofía o enfoque sobre el cumplimiento legal?

Alan: Es necesario que existan normas razonables para proteger a los consumidores de peligros tales como el lavado de dinero, el tráfico humano, etc.  Por lo tanto, el cumplimiento es un componente necesario de los servicios financieros y, en mi opinión, una ventaja competitiva.  Si implementamos controles eficaces, mantenemos al delincuente fuera de la plataforma, lo cual inevitablemente conduce a menos fraude y costos operativos más bajos.  ¡Ni hablar de que no ir a la cárcel es una GRAN ventaja competitiva!  En ZipZap, nos esforzamos por construir un ambiente amigable al cumplimiento legal en el que todos los empleados trabajan en equipo para crear productos que ofrezcan valiosos beneficios para los consumidores y a la vez los protejan del fraude y otros riesgos.  Esto nos permite operar legalmente en cada jurisdicción.

“¡No ir a la cárcel es una GRAN ventaja competitiva!”

Juan: ¿Qué cosas lo mantienen despierto?  ¿Cuáles son sus prioridades hoy?

Alan: El cumplimiento legal y la gestión de los riesgos consumen la mayoría de mi tiempo, como también le sucede a todos los otros Gerentes Generales que conozco en la industria de los servicios financieros.  He estado involucrado en la industria del procesamiento de pagos durante 18 años y nunca he visto que el cumplimiento legal y la gestión del riesgo se vuelvan más fáciles.  Es una realidad inevitable a la que hay que prestarle atención constantemente.  Mis mayores prioridades hoy son: (1) asegurarme de que cumplimos con toda la normativa vigente en cada uno de los países donde operamos; (2) administrar las relaciones con todas las audiencias a medida que crecemos en todo el mundo y (3) educar a los reguladores sobre qué tipo de normativa se debería instrumentar con el fin de proteger al consumidor sin obstaculizar la innovación.

Juan: ¿Qué desafíos ve en el futuro para Zipzap y para las monedas virtuales en general?

Alan: Como le sucede a todas las demás empresas relacionadas con Bitcoin y otras monedas virtuales, caminamos en el límite entre la innovación y el cumplimiento regulatorio.  Queremos crear productos simples que mejoren la vida de nuestros consumidores y les brinden una experiencia de uso positiva, pero a la vez debemos cumplir con un complejo y confuso universo de normas que varían de un país a otro (y en EE.UU., de un estado a otro).  El desafío es ayudar a los gobiernos a simplificar la normativa con el fin de estimular la innovación a la vez que se protegen los derechos de los ciudadanos.  Hacer esto bien y a escala mundial cuesta muchísimo dinero, pero hay que hacerlo de todas formas para poder alcanzar la escala necesaria para competir con empresas fuertemente establecidas en la industria de los servicios financieros.

“Ahora está en nosotros demostrarles que es posible servir a consumidores en países del tercer mundo y que nos vaya bien haciendo el bien”.

Juan¿Qué piensa que está en juego si las sociedades no se adaptan a las monedas virtuales como alternativas a las opciones para transferir dinero que hoy existen?

Alan: Existe la gran oportunidad de ayudar a los menos afortunados en los países del tercer mundo a salir de la pobreza, mediante el ahorro de hasta u$s 74.000 millones que se pagan cada año en aranceles y la reducción de la dependencia de la ayuda financiera extranjera, que alcanza los u$s 133.000 millones anuales.  Podemos enseñarles a pescar antes que darles el pescado.  Al reducir la pobreza en los países del tercer mundo, podemos crear ciudadanos más saludables y felices y mejor educados que en el futuro serán consumidores de nuestros productos y servicios.  Western Union y MoneyGram tuvieron la oportunidad de unirse a este movimiento pero eligieron quedarse al margen.  Ahora está en nosotros demostrarles que es posible servir consumidores en países del tercer mundo y que nos vaya bien haciendo el bien.  No es fácil pero es posible.  Lo que M-Pesa hizo para Kenya, Bitcoin puede hacer para el resto del mundo.

Pueden escribirle a Alan a: alan.safahi@zipzapinc.com o seguirlo en Twitter: @AlanSafahi

DSC00147

Constance Choi, Edan Yago, Alan Safahi y Trace Mayer posan conmigo tras el panel sobre Regulación y Cumplimiento Legal en la Primera Conferencia Latinoamericana sobre Bitcoin en Buenos Aires, Argentina, el 8 de diciembre de 2013

Acerca de Juan Llanos

Innovative compliance, operations and technology executive leveraging emerging technologies, management and leadership best practices (and, above all, common sense!) to empower businesses and compliance professionals for success.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: