//
Archivos

oficiales de cumplimiento

Esta etiqueta está asociada a 2 entradas

El valor de un mal necesario

[Tiempo de lectura: 3 minutos]

Durante los últimos años, he estado recogiendo la opinión de los profesionales del cumplimiento legal en varias partes del mundo y de manera anónima, por supuesto, sobre cómo la alta gerencia de sus empresas trata a la función de cumplimiento y gestión del riesgo.  De manera consistente y abrumadora, la gran mayoría de sus respuestas se ha inclinado por el lado A:

A

B

Una carga enorme

Una carga tolerable

Un costo

Una inversión

Un palo en la rueda del negocio

Un lubricante en el motor del negocio

Una Fuente de dolor

Una Fuente de ventaja competitiva

Una ocurrencia casual

Una prioridad

Un mal necesario

Una inevitabilidad válida

La verdad es que, querramos o no reconocerlo, siempre ha sido difícil vender el cumplimiento legal y la Sigue leyendo

Anuncios

Digámosle no al sinsentido

[Tiempo de lectura: 7 minutos]

Ya pasaron diez años desde que la promulgación de la Ley USA PATRIOT puso en evidencia a las instituciones financieras y sus programas de cumplimiento de prevención del blanqueo de capitales y del terrorismo, cumplimiento con la Ley de Secreto Bancario y otras obligaciones de cumplimiento.

Durante este tiempo mucho se ha escrito acerca de las normas y reglamentos que aplican o no a uno u otro tipo de organización, las amenazas reales o percibidas del incumplimiento y las docenas de casos en que instituciones financieras han incumplido con las normas y sufrido las consecuencias.  En el caso de los negocios de servicios monetarios (NSMs), también se ha escrito bastante sobre las dificultades que han tenido y continúan teniendo en la obtención y mantenimiento de cuentas bancarias.  Sin embargo, los oficiales de cumplimiento han escrito poco acerca de cómo se ve el mundo desde dentro de sus organizaciones.  Lo cual podríamos decir que es comprensible, dado que puede considerarse inapropiado o, quien sienta temor por posibles consecuencias adversas que pudiera sufrir, incluso simplemente tonto. Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: